fbpx

9 consejos para aprender cualquier idioma con rapidez

La vida es larga, y tenemos tiempo para aprender muchas cosas a través de nuestro tiempo ene sta tierra. Sin embargo, por alguna razón, la gente cree que los idiomas sólo se pueden aprender cuando se es joven, y que lleva demasiado tiempo aprenderlos, o que es más difícil con la edad.

Esto no es así. Puedes aprender un idioma a cualquier edad. De hecho, aprender un idioma te ayuda a mantener la mente fresca y joven. Y además, no precisas estudiarlo toda tu vida. Claro, esto depende del nivel a que quieras llegar- pero hay maneras de aprender más rápidamente.

Lo único que necesitas, es tener ganas y saber cómo empezar.

Por eso, esta semana te ofrecemos 9 consejos para aprender cualquier idioma con rapidez.

1. Vísteme despacio, que tengo prisa

Este dicho es muy acertado. Cuando uno está apurado, comete errores. Similarmente con el aprendizaje de un idioma, si estás apurado, cometerás más errores y tendrás tanto para recordar que no recordarás nada. Por eso, es mucho mejor estudiar media hora o una hora por día, que tomarse ocho horas un solo día a la semana para aprender.

Un estudio mostró que era significativamente más efectivo para principiantes practicar el piano cinco veces al día durante cinco minutos, que practicar una vez durante 25 minutos.

2. Crea el entorno adecuado

Vas a aprender mucho más cómodo si tu ambiente está libre de distracciones. Los ruidos puede que en ocasiones sean inevitables, pero igualmente puedes dar lo mejor de ti para preparar un ambiente calmo, limpio, cómodo y conductivo para el aprendizaje.

Ken Tomita at Pexels

3. Encuentra un buen tutor, clase, curso o profesor

A veces es difícil saber por dónde comenzar, como seguir, o cómo avanzar en el temido plateau de nivel intermedio. Por eso, encontrar un buen tutor, clase, curso, o profesor puede ser la mejor manera de aprender. No sólo te proveerán una guía a los pasos que seguir en el estudio, también pueden corregirte y proveerte una oportunidad de práctica constante del idioma, además de mantenerte motivado y proveer alguien a quién rendirle cuentas, para no dar a la tentación de abandonar cuando las cosas se ponen difíciles.

4. Haz algo de ejercicio

Me estarán preguntado: ¿Qué?

Si, leyeron bien. Tan solo 15 minutos de ejercicio puede mejorar tu memoria y la capacidad para procesar información. Sin hablar que es muy bueno para tu salud. Realiza 15 minutos de ejercicio (aunque solo sea una caminata) antes de estudiar para mejorar tu desempeño.

5. Duerme bien

Dormir bien es extremadamente importante para la salud, pero sobre todo cuando estás estudiando. Numerosos estudios han demostrado que el sueño inadecuado disminuye los tiempos de reacción, la memoria, la capacidad da aprendizaje e incluso el uso adecuado de la gramática. Así que intenta dormir al menos 8 horas al día.

Pero no sólo dormir menos hace mal- dormir de más también. Así que asegúrate de encontrar un balance.

white cat sleeps under white comforter
Photo by Kate Stone Matheson

6. No estudies lo que ya sabes

Si bien no está de más repasar algo que uno ya sabe si ha pasado un tiempo desde la última vez que lo hemos visto, volver a estudiar cosas que ya sabemos es una forma muy ineficaz de aprender. Sobre todo en el aprendizaje del idioma, las reglas gramaticales se apoyan unas en otras, lo que significa que cuando aprendes nuevas frases, seguramente incluirán gramática que ya hemos visto antes; lo que significa que ya lo estamos repasando incluso mientras aprendemos algo nuevo.

No es necesario repasarlo aparte.

7. Utiliza todos tus sentidos para aprender

Puede parecer muy eficaz seguir sólo lo que te enseña un libro de texto, sin embargo, no sólo podemos aprender de esto. Utiliza todos tus sentidos para aprender un idioma: escucha radios en el idioma, ve películas o series en el idioma, lee en el idioma, piensa en el idioma, habla en el idioma, escribe en el idioma…

Cuanto más involucres todos los sentidos en el aprendizaje, más rápido aprenderás.

8. Establece una fecha límite

Es de conocimiento común que las tareas se amplían para ocupar el tiempo disponible. Al establecer una fecha límite, puedes obligarte a trabajar de manera más consistente para aprender el idioma. Sin una fecha límite, es mucho más fácil esperar hasta “mañana” para ponerse serio.

Sin embargo, ten cuidado de establecer una meta feasible para la fecha en cuestión; es razonable ponerse como meta aprender 5 palabras por día. No es razonable aprenderse un libro entero en una semana.

Por cierto, por si no lo sabías, ¡estamos regalando un planificador gratis si te apuntas a nuestra lista de novedades!

text
Photo by Paico Oficial

9. Se optimista

Tener confianza en ti mismo impulsará tus estudios. No te sientas defraudado por los altibajos, todos los tenemos. Al final del día, sabrás más que el día anterior, aunque en ese momento no te lo parezca.

El aprendizaje es muy importante en la vida, para mantenerse joven y darnos algo que hacer cuando quizás ya no tenemos muchas responsabilidades. Puedes aprender todo lo que quieras, pero una cosa es segura: cuanto más rápido puedas aprender, más podrás aprender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.