fbpx

15 Mentiras MÁS sobre el aprendizaje de idiomas

Tuvimos muy buena respuesta a nuestro artículo anterior, por eso hoy vamos a desmitificar 15 mentiras más sobre el aprendizaje de idiomas, ¡para que ya no tengas más excusas para no aprender el idioma que siempre quisiste!

1. El idioma X es uno de los más difíciles de aprender en el mundo – ¡mentira!

Esto fue tratado similarmente en el artículo anterior, y es que la dificultad de un idioma tiene más que ver con el o los idioma que habla quién lo va a aprender y cuanta práctica tiene aprendiendo idiomas en general, que con el idioma a estudiar en sí. Todos los idiomas tienen sus dificultades particulares, pero también áreas que son mucho más sencillas que los de otros idiomas.

La verdad: No hay un idioma que sea más difícil que otro. Todos tienen su lado fácil y su lado difícil

2. La inmersión es la mejor forma de aprender – ¡mentira!

Como ya tocamos antes, no es una mala forma de aprender, sin embargo, tienes que poner mucho de ti para aprender. Si no te pones a estudiar, por más que estés rodeado del idioma día y noche, no aprenderás nada. He conocido muchas personas que están viviendo en un país dado y no saben hablar el idioma porque no intentan utilizar el idioma y las oportunidades, y no le prestan antención.

Además, la inmersión puede que ayude mucho, pero aún así necesitas cierta estructura base que acompañe tu estudio.

La verdad: La inmersión ayuda mucho, pero aún así requiere de tu esfuerzo y se beneficiará mucho de un estudio estructurado.

el aprendizaje de idiomas puede ser aburrido
Photo by Tony Tran

3. El material que utilices no necesita ser interesante – media mentira

Esta es un poco difícil. No es de por sí una mentira – el material no tiene que ser interesante para que aprendas algo de él… pero si es verdad que si el material es interesante, aprenderás más, y mucho más rápido también. Esta mentira es muy común entre profesores de idioma de la vieja escuela, que se atienen a un mismo libro de texto y no exploran nada más.

La verdad es que muchos de los libros de texto son bastante aburridos, y la mayoría son diseñados imaginando que es gente joven en la escuela que los utiliza, por ende es posible que si eres adulto y no estás en la escuela te parezca aún más aburrido. Pero si consigues material de tu nivel (o incluso un poco más alto) que te resulte entretenido, le prestarás más atención.

La verdad: Si bien no necesitas material interesante, te beneficiará mucho encontrar materiales que se alineen con tus intereses.

4. Cuando aprendes (idioma), no necesitarás aprender (cierta parte del idioma) – ¡mentira!

Este es quizá un tanto específico, lo hemos escuchado mucho con aprendices de francés a los que les dicen que “no necesitan aprender passé simple”. Pero no es verdad. Toda parte de un idioma es importante y debe ser aprendida, tenga mucho uso o no.

Específicamente en francés, el passé simple se utiliza muchísimo en obras literarias, así que si te gusta leer, tendrás que aprenderlo igualmente.

La verdad: Toda parte de un idioma es importante de aprender, más allá del uso que le des luego.

5. Una vez que alcances la fluidez / cierto nivel en el idioma, no lo olvidarás jamás – ¡mentira!

Si no utilizas un músculo, este se atrofiará. Si no utilizas un idioma, lo olvidarás. Es un hecho de la vida. Cuanto más tiempo pases sin usarlo, más olvidarás. Y cuando lo retomes, es posible que mucho vuelva a ti, pero no todo será tan sencillo; tendrás que volver a aprender mucho. Por eso, es importante utilizar regularmente el idioma que aprendes.

La verdad: Si no lo utilizas, lo olvidarás sin importar en qué nivel estés.

6. El método de (hablar, inmersión, SRS, duolingo, etc) es suficiente para alcanzar un alto nivel en el idioma – ¡mentira!

Hay muchísimos métodos de estudio, cada uno enfocado en una manera diferente de aprender. Muchos puede que sirvan para ciertas personas, mientras que otros servirán mejor para otras. No hay un único método que sirva para todo el mundo, y ciertamente no hay un único método basado en un solo sistema de aprendizaje que sea suficiente para aprender todos los aspectos de un idioma.

La verdad: Cada persona aprende de manera diferente y lo que le sirve a uno no tiene por qué servirle a otro.

person writing on brown wooden table near white ceramic mug
Photo by Green Chameleon

7. Sólo 10 minutos al día es la mejor manera de estudiar – media mentira

Si y no. 10 minutos al día no son suficientes para estudiar apropiadamente. El mínimo recomendado sería más cercano a media hora, e incluso eso puede que no sea suficiente a veces. Además, esto es siempre hablando de tiempo completamente enfocado en el estudio y sin distracciones.

Más correcto sería decir que es mejor estudiar 10 minutos enfocados varias veces al día, que no estudiar en absoluto.

Sin embargo, 10 a 15 minutos de contacto con el idioma por día pueden ayudar en el mantenimiento de lo que has aprendido el día anterior.

La verdad: No es la manera más eficiente de utilizar tu tiempo para estudiar, y no llevará a resultados rápidos.

8. Deberías ser mejor en el idioma que estás aprendiendo, porque lo has estado aprendiendo durante x tiempo – ¡mentira!

El aprendizaje de idiomas no es una carrera. Muchas veces hemos dicho esta mentira por haber estados frustrados con nuestro propio progreso. Pero lo que tienes que ver es cuánto tiempo real de práctica le hemos estado dando al estudio. No es lo mismo estudiar 2 horas al día tres veces a la semana que 1 hora al día una vez por semana. Al final del año los dos habrán estudiado por un año, pero sólo uno tendrá más práctica.

Tampoco es lo mismo estudiar una hora en una clase grupal donde no se está enfocado en que una sola persona practique, que el mismo tiempo en una clase individual dónde solo tú practiques. Claramente, quién tenga más oportunidades de práctica aprenderá mejor y más rápido.

La verdad: No es la cantidad de tiempo en que lo has estado aprendiendo, si no cuánta práctica real tuviste durante ese tiempo.

9. No tengo tiempo para aprender – ¡mentira enorme!

La peor mentira de todas: la falta de tiempo. Todos tenemos tiempo libre en nuestros días, incluso aquél que tenga la agenda llena. Así que no es que no podamos encontrar tiempo para dedicarle al estudio…. es que no queremos. Es que no le damos la prioridad necesaria. Es que pensamos que si, sería lindo aprender un idioma, pero la verdad no lo necesito, y prefiero ver esa película que anunciaron

Si mañana te dijeran que en un mes tienes que irte a trabajar a Alemania, te aseguro que de repente tendrías tiempo para aprender Alemán.

La verdad: No es que no tengamos tiempo, es que no le damos al estudio la prioridad suficiente para dedicarle el tiempo que tenemos.

10. Los que aprenden más de un idioma tienen facilidad para aprender – ¡mentira!

Esta es una mentira muy común, y sigue nuevamente el nivel de prioridad. No es que tengamos más facilidad para aprender, es que le hemos dado prioridad en nuestras vidas, y que le hemos dedicado el tiempo necesario. Hemos sobrepasado el miedo a fallar en nuestro aprendizaje, mientras que quienes piensan que no pueden aprender por no tener facilidad para ello probablemente ni lo han intentado… o han aprendido en la escuela, donde notablemente no se aprenden bien los idiomas.

La verdad: Esta mentira responde al miedo de fallar en el aprendizaje y al no darle prioridad al idioma.

U.S. dollar banknote with map
Photo by Christine Roy

11. Se necesita mucho dinero para aprender un idioma, ya que hay que viajar/pagar clases – ¡mentira!

No es verdad que se necesite mucho dinero. Si, si uno viajara, seguramente estar rodeado del idioma que quiera aprender ayude, además de que sería un gran incentivo para aprender. Y si, claramente, si uno tuviese dinero para pagar clases, cursos y tutores, se beneficiaría mucho de la ayuda, las correcciones, la estructuración, y el seguimiento.

Sin embargo, hay mucha gente que ha aprendido un idioma solos. Autodidactas, que han puesto tiempo y dedicación al aprendizaje con material gratuito. Hay que tener muchísima paciencia y dedicación, puesto que no tienes a quién responder sobre tos avances, no tienes estructura, y seguramente habrá muchas dudas por el camino; sin embargo, es posible.

La verdad: No es el método ideal, pero es más que posible aprender sin gastar un centavo. Solo te llevará más tiempo de preparación y recopilación de datos y materiales antes de empezar el estudio.

12. Estudiar un idioma requiere de mucho tiempo libre – media mentira

Una vez más volvemos al tema del tiempo. Claramente el aprendizaje de cualquier cosa lleva su tiempo. ¡Incluso leer este artículo lleva tiempo! Entonces, volvemos también al tema de la prioridad: si te gustan los idiomas y realmente quieres aprender, entonces el tiempo no será un problema. Si utilizas materiales que se adapten a tus gustos, entonces el tiempo de estudio no será tiempo libre perdido.

Supongamos que te gusta leer, y que quieres leer Harry Potter. Supongamos que le has dado prioridad a los idiomas, pero solo tienes una hora libre al día, y o bien estudias, o lees. ¿Y qué pasa si intentas leer Harry Potter en el idioma que estás estudiando? ¡Ahora estás usando tu tiempo libre para aprender y divertirte!

La verdad: Todo requiere tiempo, solo debes elegir a qué darle prioridad e intentar sacar provecho al máximo del tiempo libre que tengas.

13. Solo se puede aprender de libros de texto – ¡mentira!

Por supuesto que los libros de texto no son la única manera de aprender. Hay cursos online, en video o texto, cursos en formato de audio, clases, tutores, escuelas… hay muchísimas formas de aprender. Puedes elegir la que mejor te convenga, aunque en nuestra opinión siempre es mejor mezclar varias formas de aprender, ya que una sola no suele ser suficiente.

La verdad: Los libros de texto sirven para proveer una guía estructurada, pero no son la única forma de aprender.

14. La gramática es lo más importante – media mentira

La gramática es extremadamente importante; es lo que te explica por qué las cosas tienen sentido de la manera en que están escritas y en que son habladas. Sin embargo, esto no quiere decir que sean la única parte importante del estudio. Toda competencia: gramática, escucha, escritura, etc…. todas son igual de importantes. Es muy difícil aprender una sin la otra. No es necesario que seas un genio en gramática y recuerdes todas las reglas, esto eventualmente se vuelve segunda naturaleza; pero aprenderla ciertamente ayudará a que avances rápido.

La verdad: Todas las competencias de un idioma son igual de importantes.

15. La gramática se puede aprender tan solo escuchando – media mentira

Si es verdad que puedes darte cuenta de ciertas formas gramaticales al escuchar suficiente audio. Pero… en primer lugar, el aprender a utilizarlas sólo por oído no quiere decir que aprendas a usarlas correctamente. Siempre es mejor aprender la gramática y el por qué la forma de la oración es como es. En segundo lugar, la cantidad de audio que deberías escuchar para poder aprender toda la gramática de un idioma de esta forma sería quizás demasiado, sin hablar que sería ineficiente.

La verdad: Se puede, pero no es la forma más eficiente.

person holding orange and white polka dot paper
Photo by Kelly Sikkema

¿Qué te parecieron esta nueva tanda de mitos? ¿Los habías escuchado antes? ¿Habías dicho alguna de estas mentiras?


¡No permitas que estos mitos sean una excusa para no aprender el idioma que siempre deseaste!


No es tan difícil como crees el aprender un nuevo idioma. No te dejes engañar por las mentiras y mitos que dicen otros. Puedes aprender un idioma de manera fácil y divertida. Puedes hacerlo por tu cuenta o con ayuda. Sólo tienes que darle prioridad y hacer un esfuerzo para olvidar el miedo a aprender algo nuevo.

¡Aprender idiomas abre las puertas a mundos maravillosos!


¿Conoces alguna otra mentira que deberíamos desmitificar? ¡Déjanos un comentario!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.